Una Ciencia con nombre propio: Biotecnología

Son múltiples las definiciones que se han dado a la Biotecnología. Sin embargo, la más completa es aquella que se da en el Artículo 2 del Convenio sobre la Diversidad Biológica de las Naciones Unidas del año 1992.

En el citado artículo, se entiende por Biotecnología toda aplicación tecnológica que utilice sistemas biológicos y organismos vivos o sus derivados para la creación o modificación de productos o procesos para usos específicos.

Nacimiento de la Biotecnología

Viendo una definición que habla de la “utilización de sistemas biológicos” o de la “creación de productos”, se puede pensar en una Ciencia que es relativamente moderna. Son términos que nos invitan a imaginar un laboratorio donde, con las últimas tecnologías, se llevan a cabo todos estos procesos. No obstante, llevamos mucho tiempo recurriendo a la Biotecnología, más de lo que creemos.

Desde la Antigüedad el ser humano ha usado microorganismos para fermentar sus alimentos o ha seleccionado las mejores variedades de plantas para sus cosechas. Esto, atendiendo a la definición y aplicándola en su sentido más básico y amplio, es Biotecnología.

Por desgracia, es difícil plantearse un diálogo entre dos agricultores de Babilonia y que en él aparezca la palabra “Biotecnología”. Lo que debemos preguntarnos entonces es: ¿cuándo nace este concepto?

El nacimiento de la palabra Biotecnología es, según la revista International Journal of Horticultural Science, un término creado por el ingeniero agrónomo húngaro Karl Ereky en el año 1919. Por tanto, podemos decir que Ereky tiene asociado el título de “padre de la Biotecnología”. Sin embargo, debemos considerar también todos los avances previos y posteriores en campos como la genética o la bioquímica, desde las Leyes de Mendel, pasando por el descubrimiento de la estructura del ADN, hasta el desarrollo de la PCR. Todos ellos y muchos otros han contribuido de forma significativa a la consolidación de la Biotecnología como una Ciencia.

Colores de la Biotecnología

La Biotecnología es una Ciencia con su propio recorrido y definición y que juega un papel clave en la sociedad actual. La sencillez que encierra este concepto, nos impide establecer un campo concreto y específico donde aplicarla. Son tantas y tan diversas las aplicaciones de la Biotecnología que los Biotecnólogos han decidido clasificar sus aplicaciones en distintos colores, hablando así de los “colores de la Biotecnología“.

  • Biotecnología negra. Vinculada al bioterrorismo y a la denominada guerra biológica. Lamentablemente, como la pólvora, la biotecnología ayuda a construir puentes, pero también puede favorecer su destrucción. 
  • Biotecnología gris. Es aquella que recoge todas sus aplicaciones centradas en los ecosistemas y las ciencias ambientales. Por ejemplo, descontaminación de suelos, gases industriales, eliminación de metales pesados y, en definitiva, la búsqueda de la sostenibilidad del ser humano y su ecosistema.
  • Biotecnología blanca. Relacionada con las aplicaciones en el sector industrial. Algunos ejemplos son los biocombustibles, los procesos catalizados por enzimas para aumentar la velocidad de obtención de productos industriales o el uso de enzimas para reducir la formación de tóxicos en la producción de papel.
  • Biotecnología morada. Centrada en el estudio de los aspectos legales que rodean a esta ciencia: medidas de seguridad (bioseguridad) como la protección de datos del paciente, las patentes (regulación jurídica), la bioética en cuestiones como reproducción asistida, clonación, investigación animal…
  • Biotecnología azul. Es la que se aplica en ríos, mares y océanos. Exploración y explotación de organismos marinos, generación de microorganismos para descontaminar aguas, desarrollo de suplementos alimenticios, cosméticos, cremas… La diversidad es tan amplia como la existente en el propio mar.
  • Biotecnología verde. Relacionada con la agricultura. En ella englobamos las técnicas de mejora de plantas, biofertilizantes, biocontrol de microorganismos en diversos cultivos o el arroz dorado, un organismo modificado genéticamente que permite dotar al arroz de proteínas de difícil ingesta en diversos puntos del mundo.
  • Biotecnología amarilla. Alimentación, enzimas y conservación de alimentos.
  • Biotecnología dorada. Relativa a desarrollos bioinformáticos, secuenciación de péptidos, búsqueda de alteraciones en el ADN, transcripciones erróneas del ADN y estudios filogenéticos entre otras cuestiones.
  • Biotecnología roja o sanitaria es aquella que recoge todas sus aplicaciones biosanitarias, cuyo fin último es la mejora o cura de enfermedades. Modificación genética, terapia génica, vacunas, terapia celular, nanotecnología, medicina regenerativa… Sus aplicaciones son numerosas.
  • Biotecnología marrón. Dedicada al aprovechamiento de suelos desérticos a través de organismos altamente resistentes.
  • Y finalmente, una extra… Biotecnología naranja. Relaciona con la educación y la divulgación. Este ámbito despierta cada vez un interés mayor por la responsabilidad que conlleva una buena labor de comunicación.

FEBiotec