Condolencias por el fallecimiento de Alejandro Sarrión

Desde la Federación Española de Biotecnólogos  lamentamos profundamente el fallecimiento de Manuel Alejandro Sarrión Perdigones, nuestro compañero Ale. Biotecnólogo andaluz , fue co-fundador y primer Vicepresidente de la Federación así como Tesorero y Vocal de Divulgación durante los cuatro años que formó parte de la Junta Directiva. Desde todos los que formamos parte de la Federación queremos dar nuestro más sincero y sentido pésame a su familia y amigos.

Ale ha contribuido de forma excepcional a la Biotecnología española y europea. Fue el coordinador del Congreso ESPOU, un evento que reunió a 50 jóvenes investigadores de 8 nacionalidades diferentes, y del II Congreso Interuniversitario para la Promoción de la Biotecnología, celebrado en Sevilla en 2007. Fue en este evento donde surgió la idea de crear una Federación Española de Biotecnólogos, que nació al año siguiente y que tuvo a Ale entre sus miembros fundadores. Desde sus comienzos en la Junta Directiva de FEBiotec, Ale fue determinante en el trabajo de divulgación realizado por la Federación y todas las Asociaciones miembro. Él consideró que era fundamental plantar la semilla de la Biotecnología en las generaciones futuras y, para ello, impulsó el proyecto Biotechnofarm. Este programa, coordinado desde sus inicios por Ale Sarrión, ha conseguido divulgar la Biotecnología entre miles de alumnos de centenares de centros educativos de toda España. En su último año al frente de Biotechnofarm, en 2014, consiguió que este proyecto de divulgación llegase a más de 5.000 estudiantes de múltiples provincias españolas. Hoy continúa siendo el buque insignia de FEBiotec y de sus asociaciones. Ale también impulsó Emprendevirus, un proyecto para fomentar la creatividad y la innovación entre estudiantes universitarios. Además, durante su última etapa en la Junta Directiva de la Federación, Ale también impulsó la creación del programa FEBiotec Divulga, que aglutina a los diferentes proyectos de difusión científica, y que continúa siendo un pilar clave de nuestro trabajo en la actualidad.

Ale era una persona comprometida con la Biotecnología; promoviendo, divulgando a través de todas las posiciones que ocupó y los proyectos que desarrolló, destacando su capacidad de innovación continua. Su aportación es incalculable,  dejando una herencia sobre la que ahora se fundamenta la Federación. Su huella es imborrable en todos los compañeros y compañeras que tuvimos la oportunidad de trabajar con él o tenerlo como mentor.

En nombre de la Federación y de la Asociación de Biotecnólogos de Andalucía nos gustaría transmitir a toda su familia, amigos y allegados nuestro dolor por la pérdida de Ale, desde una inmensa tristeza y reconocimiento a todo lo que aportó a nuestra entidad y a la sociedad.